Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘halagos’

Llevo unos días dándole vueltas a la cabeza a un asunto. El viernes tuve pleno en el Ayuntamiento, y sin entrar al fondo de los asuntos políticos que tratamos, he de decir que desde entonces tengo una mezcla de sensaciones.

Por un lado, os cuento que probablemente por ser un novato en estas lides, vivo el pleno con cierto nerviosismo, cada vez menor como tal, pero sí con cierta tensión debida al directo, al debate público. Esto hace que viviera los intercambios verbales, las trifulcas, y en algunos casos tarascadas, con la sensación de que mi cuerpo me ponía en alerta, incluso con ciertas dosis de adrenalina diría yo, de tal forma que os comparto también que una vez que acaba la sesión,  mi cuerpo se relaja y me pide desconectar todo lo que pueda y alejarme a marchas forzadas del salón de plenos. [Me estoy entreteniendo en otro asunto que no era en el que quería centrar este post.]

El caso es que según termina todo, y tras un pequeño análisis mental de lo vivido, relativizo en cierta medida las críticas que he recibido. No dejo de tenerlas en cuenta, pero intento mantener dentro de una mentalidad aperturista mis ideas y actitudes. De la misma manera, entiendo que sería incoherente, traicionero y peligroso no mantener la misma estrategia ante los halagos.

Tras el último pleno he de decir que salí satisfecho con mi actuar, y he de decir también, que recibí reconocimiento y apoyo de personas distintas, y de organizaciones distintas, ya sea a través de su turno de intervenciones en el pleno, o a través de sus blogs. Esto es inevitablemente reconfortante, y esto es lo que me ha ido dando qué pensar esta semana: cuál es la manera idónea de actuar ante las críticas y los halagos de una persona adulta, consecuente y responsable consigo misma y para con el resto de personas. Esto me lo planteo al margen de mi labor política, porque las mismas circunstacias las vivo en uno u otro momento tanto en mi trabajo ordinario como en mi entorno relacional. También es verdad, que en el momento que pasas a tener cierta vocación pública, esto se ve amplificado.

Creo que es de recibo escuchar las críticas y los halagos con normalidad, y tener en cuenta su carácter coyuntural, ya que quien hoy te alaba mañana te puede criticar, lo cual es comprensible ya que lo mismo que hoy acierto, mañana me equivocaré. Es más, también pudiera estar acertando y recibir críticas o en el caso contrario, errando y recibiendo halagos. Por este motivo creo que es aconsejable relativizar las reacciones a mi caminar, sin volverme por ello estanco ni mucho menos a lo que me rodea. Las críticas y los halagos los pasaré de la misma manera por la cabeza y por el corazón, cambiando lo que crea que tengo que cambiar, y manteniendo con firmeza lo que crea que tengo que mantener. Espero que no sea muy difícil, creo que es todo un exámen de madurez, no mía, sino de cualquier persona, tenga la edad que tenga.

Por cierto que ayer Buenafuente hizo una entrevista a Juan Cruz muy apropiada con el tema, y éste recomendó este texto ya traducido de Rudyard Kipling.

Anuncios

Read Full Post »